¿Qué idioma hablan los negocios?

La comunicación y, en concreto, el idioma está considerado por las empresas españolas activas en el mercado alemán, como uno de los factores más importantes para su éxito comercial.

Siendo el inglés la “lingua franca” en las relaciones empresariales internacionales, uno podría pensar que el uso de este idioma facilitaría la comunicación entre empresarios españoles y alemanes, pero en realidad no es así.

¿Qué problemas observamos?

Es cierto, que las generaciones más jóvenes, tanto en España como en Alemania, ya cuentan con sólidos conocimientos de inglés y, en menor proporción, incluso dominan el idioma del país asociado.  Gracias a programas de intercambio y al “éxodo” de muchos jóvenes españoles hacia Alemania como consecuencia de la crisis de 2008, ha permitido que éstos alcancen un buen nivel de Alemán y puedan incluso aplicarlo e nivel profesional.

En nuestros proyectos donde ofrecemos el apoyo a empresas españolas para acceder al mercado alemán, seguimos encontrando una cierta preferencia por parte de ejecutivos alemanes normalmente de empresas tipo PYME por hablar en su propio idioma. A esto se añade el peligro que suponen los malentendidos que pueden surgir en momentos clave de las relaciones comerciales, cuando el nivel es insuficiente o no supera el “bad english”.

Los mejores resultados, según nuestra experiencia, son alcanzados por esas empresas donde un “area manager” se encarga de las líneas de negocio con Alemania, y no el personal del departamento de ventas o exportación, como ocurre en numerosas ocasiones. La persona responsable de crear lazos comerciales con cualquier país extranjero, debería tener los recursos profesionales suficientes para superar la barrera que supone el idioma no nativo.

Desde conect-al ofrecemos un servicio de “gestión comercial” personalizado y adaptado también a esas empresas que cuentan con recursos limitados durante el tiempo que sea necesario,  coordinando el día-a día de su relación con socios comerciales o clientes directos en Alemania.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *